• Vintage y Victorian

EL PODER DE LOS COLORES

Actualizado: 30 de jul de 2019

Viajemos en el tiempo...


Si nos remontamos a la época antigua, ya Hipócrates usaba ungüentos y bálsamos de diferentes colores conociendo el poder que éstos tenīan. Otro ejemplo es el médico árabe Avicena, que en el siglo IX, ya escribió sobre las propiedades y la influencia que ejercia el color en el tratamiento de algunas enfermedades. Aunque durante varios siglos la cromoterapia parecía haber quedado en el olvido, en el siglo XVIII algunos científicos y filósofos se interesaron de nuevo por ella y empezó a utilizarse con fines terapéuticos. Una gran aportación fue el test del color de Lüsher, que estudiaba la influencia de los colores en las diferentes partes del sistema nervioso y el metabolismo. También Newton demostró que la luz blanca se podía descomponer en los siete colores que percibimos a través de la vista. Se puede decir que los colores son la parte visible para el ser humano de la radiación solar. Entre las radiaciones no visibles se encuentra los rayos infrarrojos, la electricidad, las radiaciones ultravioletas, los rayos x, las radiaciones nucleares, etc.

La cromoterapia está presente en la naturaleza y en todo lo que nos rodea. Podemos decir que los colores son una forma de diálogo con nosotros mismos, con el Universo y con los demás. Así cada color está asociado a un sentimiento, deseo, agradecimiento, pensamiento, etc.

Seguro que nunca te paraste a pensar por qué ese color y no otro, ni menos aún, te planteaste si tenía algún significado tu elección. Es importante observar qué colores entran en juego en nuestro día a día, en nuestra forma de vestir, en el color que elegimos para nuestro coche o para pintar el dormitorio. El lenguaje de los colores nos puede indicar cosas sobre nosotros mismos o sobre el estado de ánimo de otras personas.


Es una realidad qué en muchas de las acciones qué haces el color tiene un papel: por qué escoges flores de un color u otro o te compras una camiseta en un color determinado? Este último ejemplo puede servirnos como ejercicio. Es decir, puedo elegir un color de camiseta pensando en lo que éste significa, o bien, analizar después de haberme puesto esa camiseta por qué lo he elegido. Incluso conociendo el significado de los colores, puedo usarlo a modo de cromoterapia. Podemos vestirnos de aquel color que sintamos que tenemos carencia.



El poder del color en la comida


Este es un tema súper interesante que merecería de muchos post para ser contado como es debido pero os contamos un poquito para despertar vuestra curiosidad y que así podáis seguir investigando. Según la cromoterapia, para que la alimentación sea adecuada se debe tener en cuenta los colores de los alimentos. Si hay variedad de colores y se miden bien las cantidades para que no nos pasemos, se consigue una dieta rica y equilibrada. Para daros pistas sobre qué colores se asocian a los distintos alimentos, os contamos algunos de los más comunes.





Por ejemplo, los alimentos de color rojo, naranja y amarillo son revitalizadores y estimulantes. El rojo está presente en mariscos, carnes rojas, algunas verduras como el tomate o el pimiento y algunas semillas o frutas. El naranja se encuentra en los derivados lácteos, carnes blancas, azúcar, miel, aceite de oliva y en alguna fruta, obviamente, en la naranja o mandarina. El amarillo lo contienen el pescado, legumbres, carne de ave, aceites ligeros como el de maíz y también algunas frutas como el limón.

Los alimentos de color verdes equilibran el cuerpo y sirven de tónico. El verde se encuentra en cereales, frutas y verduras como la judía, la espinaca o el brócoli.

Los tonos azules, añil y púrpura son tranquilizantes y refrescantes. El azul está presente en algunas verduras y ensaladas; el índigo se encuentra en las infusiones y el violeta en el agua y el aire.


Así que ya sabéis, a jugar con los colores y a mezclarlos e incluirlos en vuestras recetas!



0 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Pinterest
 Lifestyle, fashion and tales blog